Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 21, 2011

06:47 a.m.

Se podría decir que uno realmente nunca conoce a nadie.
Puedes conocer su cara, su pelo, su voz, hasta su olor, pero conocer realmente a una persona, considero que es una afirmación precipitada ante la realidad.
Las personas cambiamos constantemente, nuestra forma de pensar y de sentir es algo completamente impredecible, que ni nosotros mismos controlamos.
Entonces, ¿podemos decir siquiera que nos conocemos a nosotros mismos? Si no es así, ¿entonces podríamos decir, que podemos conocer a alguien más?
En realidad decimos que si porque nos gusta tener cierto control sobre los demás.
Nos gusta conocer a la gente, cuando no nos conocemos ni a nosotros mismos, y más aún, cuando sabemos que la forma de pensar de las personas más importantes para nosotros, no para de cambiar.