Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 21, 2012

Yo sonrío,

que esté feliz es otra historia. 

En la vida, hay cosas que no podemos controlar, que por mucho que queramos hacer algo, está fuera de nuestras manos, y lo único que podemos hacer es entender que no hay nada que podamos hacer al respecto.
Al menos, eso es lo que nos hacen creer pero... ¿Quien dice que no podemos intentarlo? Es decir, siempre habrán dos opciones: resignarnos o luchar.
Es posible que las dos opciones nos lleven al mismo resultado, que fracasemos con ambas, y que si o si al final lo único que podamos hacer es resignarnos. Pero yo personalmente prefiero luchar a pesar de todo, intentar, arriesgar... Yo prefiero caer y tener que levantarme de nuevo antes que tener que pensar ''¿Y si hubiera...?''
Es complicado. Mucho. Más aún cuando sabemos que realmente por mucho que luchemos poco podemos hacer, pero realmente vale la pena perder por haber intentado, que perder directamente por ni siquiera haberlo intentado aún.