Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 26, 2012

Segundos.

Se detiene el tiempo, no esperabas que estuviera ahí, tan cerca. No esperabas que te estuviera mirando y no sabes como reaccionar.Esperas, lo primero que se pasa por tu cabeza es un ''¿porqué demonios tuve que girarme?'' pero ya es tarde, debes hacer algo, pero ya, pues no dispones de tiempo. Sonríes. No sabes porque, pues lo único que quieres es salir corriendo, llorar, gritar, cualquier cosa menos quedarte parada como si nada, como si no doliera. Verle y no poder abrazarle es sentir como se detiene tu corazón y como tu cerebro te manda la señal de que debes disimular. Sigues sonriendo, y es ahí, en ese momento, en el que te das cuenta de que él también te sonríe. Para tu sorpresa, igual que tú, exactamente igual. ¿En que momento permitieron que el orgullo le ganara al corazón?. Sientes que ya has cumplido, que ya no puedes hacer nada más, salvo girar la cabeza, no mirarle más, pues duele. Duele verle ahí, tan cerca, tan lejos... Y es así, como volteas la cara, como el sigue…