Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 10, 2012

Quedémonos una noche perdidos por París.

Y ese es mi sueño, que tú estés a mi lado, sin importarme el lugar, ni el momento, ni la situación. 
Pues tener tu mirada es suficiente, tu mirada me hace grande. 
No me había dado cuenta de la importancia de tus besos hasta que me vi sin ellos, sentirlos una vez más es como poder respirar una vez más antes de morir. Pues por ti moriría mil y una vez si es necesario, sin pensarlo, sin dudarlo, sin miedo. Pues el miedo me lo quitas tú con una sonrisa, si, de esas que he echado tanto de menos.
Te he echado de menos, si, todo y cada uno de los días, hasta cuando he sentido que te odio, cuando quiero que desaparezcas, desaparecer yo, o dejarte de amar. Jaja, no podría ni en un millón de años, no puedo olvidar ese capítulo de mi vida. O puede que pueda que no quiera. Eso es lo de menos.
Lo importante es que necesito tus besos, de tus abrazos, y los tendré, lo sé, pues tu y yo vamos a cumplir ese sueño. Ese de caminar por París, perdidos los dos, juntos al fin, una vez más.