Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 5, 2013

Hay cosas, que simplemente no se dicen.

He aprendido, que hay que decir palabras dulces, por si luego algún día, te las tienes que tragar. Que es mejor no irse, para luego volver, si al final te tienes que marchar. Que el orgullo no es escusa, que uno se equivoca, la vida da vueltas, y a lo mejor debes cambiar de ruta. Que hay que ponerse en la piel de los demás, que no se entiende si no te paras a pensar. Pues en los momentos de enfado no se debe hablar sin más, luego en frío lo ves distinto, y no te puedes echar atrás. Y es que no se habla sin pensar como si luego  hubiera remedio, porque a veces no lo hay, y más si no sabes decir lo siento.