Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 14, 2013

A mil kilómetros por hora.

Somos prisioneros de lo que callamos, de aquello que nos da miedo decir, de sentimientos confusos que desgarran por dentro mientras luchamos en cuerpo y alma para que permanezcan guardados un poco más.
Gritaría mil cosas al ver tu rostro día a día, lo juro. Pero callar me parece tan hermoso, el sonido del silencio, el sonido de todas las cosas que podría decirte y no digo, ese sonido inexistente que crea una falsa capa de protección. 
Me protejo a mi misma porque dejaste de protegerme, no me queda más remedio, que si fuera por mi dejaría que me protegieras tú. 
Créeme si te digo que no me siento tan segura porque no puedo refugiarme en tus brazos, si tus besos no me hacen sentir la persona más grande y pequeña del mundo al mismo tiempo, pues tu hogar ha dejado de ser mi hogar, y lo nuestro se ha reducido a un simple tuyo y y mío que no nos une para nada. 
Me he hecho fuerte hasta un punto que no conocía, sorpréndete, sigues siendo tu la causa de que cada día sea más capaz de seguir adelan…