Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 9, 2013

¿Jugamos?

Solo yo, lloro leyendo poesía a las dos y diez de la madrugada,
soñando despierta con decirte las palabras,
que mi mente piensa bajito, pero a voces.

Solo a mi se me ocurre,
pronunciar tu nombre mirándote a los ojos,
sonreír como una tonta,
para luego decir, que no es por nada.

Soy esa,
que salgo por la noche a contar estrellas,
mientras imagino que tú también lo haces,
simplemente, para así sentirte un poco más cerca de mi.

Así que queda claro,
que soy capaz de bailar entre los versos de cualquier poema,
que no soy poeta, pero sé algo de poesía,
que no soy bailarina,
pero sé como bailas cada noche en mis pensamientos.

Entenderás entonces,
que ponga canciones que traigan tu imagen a mi cabeza,
tal vez para pensarte un poco
o tal vez, para no dejarte de pensar.

Te abro la puerta de mis sueños,
la de mi cuarto por si llegas,
y la de mi cama, por si quieres después dormir conmigo.
O no dormir.

Puede que hace tiempo perdiera a guerra que un día le declaré a tu cuerpo,
siempre a besos, siempre a caricias, 
siempre …

Soy yo, siempre soy yo.

-¿Eres tú?+Si, soy yo, te llamaba para escuchar tu voz una vez más,  para saber que estás ahí, al otro lado de la linea, pensando en mi,  en mi voz. Te llamaba, para decirte lo que nunca fui capaz de decir en su momento, lo que tal vez ahora sea demasiado tarde, demasiado pronto, o demasiado cualquier cosa, espero, que a estas alturas mi voz ya no suene ilusionada,  emocionada o enamorada, espero haber aprendido a disimular.  Te llamaba, para decirte que aún pasan los días,  que jamás dejarán de pasar las noches estrelladas,  pero que tú ya no pasas más. Te llamaba tal vez para decirte, o para no decirte, todo lo que ronda en mis pensamientos, lo que los latidos de mi corazón gritan,  lo que mis ojos no ocultan, y lo que mis labios sin envargo solomente callan.  He marcado tú número, y hasta que no escuché el primer tono, estaba segura de querer escuchar tu voz, luego, ya era demasiado tarde, quise colgar pero me he quedado paralizada, y como ves, no puedo dejar de hablar. Tal vez, porque no puedo dejar…