Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 17, 2013

Una de esas noches y no por París. Aunque digamos que si.

Voy a poner en pie de guerra el sentimiento más profundo que tal vez haya sentido jamás. Entre las siluetas perdida de la gente, entre las sombras encontradas de nosotros mismos. 
Entre humo y luces negras como en el final de nuestra propia película de terror protagonizada por el único suspiro de fuerza que somos capaces de ofrecer. 
Y es gracioso, porque en cada suspiro tengo más ganas de coger la botella y olvidarme de tu nombre. Beber a la cuenta de tres y parar cuando ya no sepa contar. 
Tal vez por lo que no lo haga es por algún estúpido motivo de buenos modales y algo que lleva la palabra perjudicial grabado a fuego, y el no querer asesinar mis neuronas en este licor suave confundido con el veneno de la gloria. Aunque veo más posibilidades al hecho de que cada vez que bebo solo quiero hablar contigo y saber de ti. Curioso. Justo igual que cuando no lo hago.
Llevo tanto tiempo engañándome a mi misma, que no sería capaz de ver la realidad ni aunque estuviera tatuada con las espinas de…