Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 3, 2013

Juntos pero no envueltos.

Supongamos que me pides
que me pierda porque me sé encontrar.
Será fácil si sólo sé buscar en ti,
y no tropiezo en cada paso al andar.
Pídeme silencio,
pídeme volver,
pídeme tiempo,
o pídeme tan sólo que esté.
Pídeme lo que quieras,
y supongamos que me pides a mi,
yo me quedaría a mi manera, 
para luego volverme a ir.
Pido tu piel ahora,
y un suspiro que sea por mi,
un frasquito con tu aroma,
o dos pasos y medios dirigidos a ti.
Olvidemos luego todo esto,
y supongamos entonces una vez más,
que te pido y me pides
pero ninguno de los dos da más.
Y quedamos más lejos que cerca,
con más luz que claridad,
que por avanzar y esperar en espera,
ahora, 
siempre nos quedará esperar.