Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 9, 2014

La diferencia entre deber y querer. Ya sabes.

Romper mil platos
caminar luego, sobre ellos,
sangrar todas las ganas 
perdidas,
posibles,
y no encontrar como parar,
a pesar de cualquier dolor.

No sé yo
si se llama 
masoquismo
o necesidad. 
Sólo que aparece sin respiración,
y con ese aire,
con aquel aroma
que tan bien conozco. 

Digo.

Que no puedo sentarme aquí
a esperar como aquel día,
en aquel invierno,
con aquel sol despistado.

Tampoco en este invierno de ahora,
que está siendo más parecido,
a las llamadas perdidas a la razón
de supervivencia, 
de quién se quema la mano,
y vuelve a tocar el fuego
con nostalgia. 

Si me siento,
me consumiré tan rápido
como esas ganas
de poderlo todo en un segundo,
sin saber
que el reloj no existe,
pero que sigue corriendo más rápido que nunca.
Como tú.

Si el dolor se siente así,
que así se sienta.
Se siente.
A mi lado,
como mi barrera de realidad,
y la tuya
de que tal vez no deberías seguir aquí,
pero es el mejor sitio,
porque aquí estoy.