Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 24, 2014

Necesito encontrarte.

Sin lugar a dudas
y con más de una de ellas,
sin precio,
sin cuerda,
sin caída,
sin alas.

Una sensación, de repente
de perder la caricia de aquella noche.
Sin estrellas,
sin frío.

Nos derretimos entonces 
por el calor de aquel susurro.
Aquel grito en silencio
tiene más paciencia
que todos los pasos que han quedado anclados
en algún lugar de la brisa de ese invierno. 

El calor de las ganas
han cambiado 
y han dejado la impaciencia 
de cambiar el ser fuerte
por solo ser.

Sin fuerzas,
sin ganas.

Como se es en la intimidad de aquella espina,
que ha perdido su rosa,
pero no su color.

Como pierde el encontrado
las ganas de buscar el olvido,
en el tiempo en que mis palabras
carecían de un significado cargadas de sentido.

Opuesto entonces a nosotros
almas perdidas como peso sin plomo,
volando en dirección contraria
al único lugar al que no debería ir.
Ni en sueños.

A veces en sueños lo tenemos todo.
Y a veces
no.