Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 1, 2014

No es lo mismo hablar de sueños, que hablar con sueño.

Te voy a escribir
como nunca nadie te ha escrito.
Como en tus peores pesadillas
llenas de mi ausencia. 
Como en tus mejores sueños
caminando conmigo de la mano. 

Andamos con el peso 
de quien lleva algo a rastras,
a ratos,
dejando un rastro,
y olvidando el resto.

Como culpables que gritan inocencia.
Como inocentes, que piensan en pecar.

Que bien suena mi nombre 
entre tus labios.
Entre tus manos acogido
como cual vagabundo.
Entre tu pelo,
como cual deseo insoportable,
de acariciar un poco más.

Dibujados de arriba abajo
en una hoja rota,
desgastada por el peso del tiempo
o por el peso, tal vez.
A trozos enteros, 
y a trazos,
perdidos.

Del triste dolor 
al bello consuelo de un instante
en el que dibujo sin querer,
tu nombre, en cualquier sitio.

''Y sólo los suenos pueden
 posarse sobre las cinco letras de su nombre.''
Decía Escandar, 
y que bien lo sabe.

Pregúntame a mi, 
que no te paro de soñar
y no suelto el sueño.
Pregúntame a mi,
que cualquier pregunta
se pierde en la respuesta de cualquiera de las letras
q…