Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 1, 2014

Hay veces en las que hay que irse, dicen por ahí.

Me perdí en tres caminos distintos
por la dirección de tu espalda.
En la posibilidad, 
de que tal vez 
este vagabundo 
posee en sus huesos el frío 
que tu silencio desprende,
en cada mirada dirigida al suelo,
buscando un lugar en el que refugiarse
ante cada signo de interrogación.

Me alejaré de ti,
entonces,
como el drogadicto 
que se aleja de su heroína 
esa que lo salva del lado oscuro,
y lo lleva volando 
al único lugar del mundo 
en el que puede estar seguro 
de que sonreír 
sólo sirve para volverte a enamorar.

''Haber caído en la droga,
sin embargo, 
habría sido incluso mejor''
pensó de vez en cuando,
cuando de cuando en cuando,
ella miraba a otra esquina,
con mirada perdida,
y suspiros destinados a otros besos.

Y yo lo entendí bien en cuando me llegó a los huesos.
En cuando me robó el pedacito de alma 
que aún quedaba siendo mía,
limpia de ti, 
y te tu olor,
enloquecedor,
que me enloquece,
y volvió a ponerte como sueño a ti.

Me alejaré a pasos tan largos,
como mis ganas de no irme,
quedarme un poco m…