Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 7, 2014
No te voy a volver a abrir las puertas 
después de que te marcharas,
y me dejaras sola
con esta botella ya vacía.

Me dejaste sin la sensación de poder con el peso
de mis remordimientos,
pero si con los tuyos. 

Un día llovió tan fuerte
que me rompí en pedazos.
Y al final te escribí tantas veces
que me quedé sin palabras.

El espejo se rompió en miles de trozos
y me corté con cada uno de ellos.
Sin dolor.
No hay dolor.

Tampoco ganas de tirarse
y caer de lleno
en esas despedidas
que se te dan demasiado bien.

Te gritaría que no te fueras tan fuerte,
que se me rompería la voz.

Al final todos los caminos llegan a Roma,
y en Roma me consumiría contigo.

Con el tiempo parado
por relojes rotos,
con los sueños soñados
en cada rincón ya vacío
de mi cama
ya desierta
de ti.

Recuerdo
que volverías
y luego 
lo olvidé por completo

Me fui.
Y ahora estoy aquí
esperando no haberme equivocado de tren
y así poder reencontrarme contigo.
Ahora.

Entre esta lluvia que grita en silencio
un cuento en el que tenemos un final feliz,
y no vacío.

Y es así co…