Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

La familia debería ser eterna.
Siento que todo es tan efímero... Algún día miraré atrás y recordaré este instante como propio de la perfección.
Mi madre viendo su novela, mi padre, llegando de trabajar con una sonrisa, siempre con una sonrisa.
No quiero pensar en el día en el que al entrar por la puerta ellos ya no estén.
Quiero abrazarlos fuerte fuerte fuerte para siempre.
Y aún así, me parece muy poco tiempo.



Summer paradise.

¿Hay algo mejor que sentir el sol en la espalda?
Que esa sensación de libertad, 
de las rimas que hacen todo más bonito,
y el sentir que ahora es el mejor momento.

No cambio por nada del mundo esa canción 
que me obliga a cantar como una loca,
o esas tontas ganas de sonreír por cualquier cosa.

Que bueno es estar bien.

Que placer dejar que te lleven las olas,
y esa foto que congela para siempre 
las pequeñas perfecciones de la vida.
Nos hace grande,
nos hace eternos.

Hoy brindo por esos amigos que te sacan fotos mientras duermes,
por las cervezas frías,
por las canciones a dúo y desafinando,
por los días de playa, 
por las noche de cotilleos y risas,
por las risas en familia
y por todas esas locuras improvisadas 
con esas personas que a pesar de todo, 
aún siguen en tu vida.

Como se nota que viene el verano,
y joder, 
que puta felicidad. 



Había una vez un color triste que se parecía a tu nombre.

Me pregunto cuantas veces te habré buscado por las noches,
o cuantas veces me he quedado esperando a que,
aún sabiendo que no. 

No sé, 
es como si no fuera capaz de mantenerme alejada
o al menos no por mucho tiempo,
y siempre tenga que volver 
aunque solo sea por si acaso.

Sé que algún día no recordaré nada sobre las osos polares
o las colas negras de un gato que nos da buena suerte,
y que ya no quedarán cenizas ni rincones,
ni flores que rebozan vida y color azul.

Siempre fui de quedarme en silencio
y mirarte directamente a los ojos. 
Y no entiendo cómo demonios he llegado hasta aquí,
después de haber estado rodeada durante tanto tiempo 
por todos tus ángeles.

El color rojo siempre me ha quedado bien
y mira como lo sabes. 
Y aunque estábamos muertos de miedo nos reímos, 
porque total,
puestos a darlo todo
es mejor hacerlo a lo grande.

Después no recuerdo por qué,
pero yo flotaba y tú sólo tratabas de que volara más alto,
me diste alas, 
aunque no lo creas, 
después de eso no volví a volar nunca más.

Y puede ser…

Ojalá no leas esto nunca.

Cuando estaba contigo me sentía pequeñita, 
y ahora me siento tan grande...
Cuando estaba contigo sentía que estaba abajo,
y ahora estoy más arriba que nunca. 
Cuando estaba contigo sentía que tenía que esforzarme todo el rato,
y ahora puedo ser yo misma.
Cuando estaba contigo todo me podía,
y ahora soy yo la que puede con todo.
Cuando estaba contigo pensaba que no podía lograrlo, 
y hoy sé que lo voy a lograr.

Así que supongo que debo de darte las gracias. 

Gracias por irte.
Pero sobre todo, gracias por no volver... 

Cuando estaba contigo pensaba que sería para siempre,
y hoy me alegro de que no haya sido así.