Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 7, 2016

Ya no bebo más, lo juro.

Siempre he pensando 
que enamorarse 
y emborracharse 
es prácticamente lo mismo.

Me refiero
al comienzo con esa fe enorme e inquebrantable 
de decirte a ti mismo 
''Está bien, esta vez controlo'' 
y de pronto estás hasta el cuello.

Después viene el reírse por cualquier cosa
y el sentirse,
como no,
la persona más feliz del mundo. 
Gritas a los cuatro vientos como te sientes,
y tienes esa maravillosa sensación 
de que puedes con cualquier cosa
en cualquier momento.

Luego viene la parte de hacer locuras,
de volverte tonto.
Y de tontería en tontería 
llega ese momento inevitable de tremendo bajón,
y lloras,
y de pronto ya nada es tan bonito,
y de pronto ya no controlas nada
porque todo comienza a controlarte a ti. 

Así es 
como después de la dura resaca
te prometes a ti mismo 
eso que todos alguna vez hemos dicho
de ''Ya no vuelvo a beber más, lo juro''.

Y así hasta la próxima copa,
y así, hasta el próximo beso.