Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 4, 2016

Siempre.

Siempre (y no exagero) me pregunto que te diría si te tuviera en frente, aunque sea rápido y por casualidad.
Siempre, me pregunto si seguirás con esa mirada triste, la cabeza agachada, pero más con más ganas que nunca de quererme bien y despacio, que a día de hoy creo, que es la mejor forma de querer a alguien.
Y quién sabe, tal vez tenga el valor de contarte cómo es mi vida sin ti, y decirte que tal vez no he cambiado tanto, sólo lo suficiente, para poder seguir siendo yo, solo que acostumbrada a no tenerte por aquí.