Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

_ _ _ _ _ _ _ sola.

No sé lo que siento
ni por qué.

Hace casi tres años
rompieron hasta la última pieza de mí.
Me he vuelto a recomponer,
pero ya nunca seré la misma.

Me he buscado por mil rincones,
he arrancado mil raíces,
me he arrancado las alas.
Ahora no tengo ni idea de cómo ponérmelas,
y de ser así,
no sé si algún día podré volver a volar.

Entre bares y aparcamientos vacíos,
aprendí que una persona puede mirarte a los ojos,
y no verte.

Pasa lo mismo con lo que escribo,
pueden leerlo.
Pero nadie entiende
y tal vez por eso lo hago.

Hace tiempo que no digo 'Te quiero'.
No porque no lo sienta,
es que ya no sé decirlo.

En un mundo de mentiras,
querer, se ha convertido en una más.
Algo está realmente jodido
cuando dudamos de querer
o ser queridos.

Creo que es algo sobre lo que no se debe dudar.
Jamás.

El caso es,
que me llevó medio segundo
el darme cuenta de que estaba a punto de cometer el mayor error de mi vida.
Y luego seis meses
para darme cuenta de que lo estaba cometiendo.

Tenía que frenar,
y sólo podía sentir como aceleraba…

Aquí sigo.

Sabía que me estaba metiendo en la boca del lobo,
pero qué bien sienta a veces cuando te comen.

Tirarse sin paracaídas,
acelerar cuesta abajo,
saltar de espaldas.

No mirar las cartas que están sobre la mesa, y jugársela
me parece una muy buena forma de ganar la partida.

Hubo un día en el que miré atrás
y ya no había absolutamente nada.
¿Se supone que debo de sentir miedo?
Hace tiempo que le perdí el significado,
aunque eso carezca de sentido,
y yo no sepa bien qué hacer ahora,
o en que lugar nos deja después de todo lo que hemos dejado de ser.

Hace más de lo que recuerdo,
que no recuerdo dónde se rompieron todos los lazos, 
y las cartas a mano, 
y los juegos de palabras de dejarnos en silencio. 

Hace diez mil mentiras que no te creo. 
Aún así, todavía espero escuchar alguna verdad.
O entender, por qué a pesar de todo, sigo permaneciendo inmóvil donde siempre, 
escuchando una y otra vez, 
lo que hace demasiado tiempo dejaste de decir,
o yo de oír.

Todas las últimas veces dejan de serlo constantemente. 
No pone…